fbpx
Síguenos en /

MTB

«Es un año un poco duro para todo el mundo, para mí en lo personal es importante, quiero lucir el arcoíris», Leonardo Páez

Desde su residencia en Ciénaga (Boyacá), el campeón del mundo Maratón, Leonardo Páez se puso en contacto con los seguidores de la Federación Colombiana de Ciclismo, en un Instagram Live detallado, ameno y con anécdotas inéditas como la avería mecánica que sufrió a tres kilómetros de meta en el mundial y que estuvo a punto de poner en vilo un título anhelado y buscado desde que es el mejor especialista de esta modalidad en Colombia y América.

Páez, referente indiscutido del MTB colombiano, tuvo que parar sus planes de la temporada a causa de la pandemia del Covid – 19. «Estoy con mis padres y se hace más llevadera la cuarentena en el campo, aquí se puede salir a pasear cerca sin incumplir las normas del gobierno. Mi deporte me permite estar en contacto con la naturaleza y cuando estoy en Boyacá hago recorridos cerca. Ahora estoy en la finca mientras pasa esta dura crisis», dijo el boyacense de 37 años, nacido en el pequeño municipio de Ciénega y miembro del equipo Giant Polimedical.

«Estoy a 35 kilómetros de Tunja. Aquí se llega por Tierra Negra, se baja a Jenesano y Ramiriquí, y de ahí ya son seis kilómetros. Hay un desvío a mano izquierda que conduce al pueblo. Estamos a 2.400 metros sobre el nivel del mar. Las fiestas son en diciembre, hay feria taurina, música, se baila. Hay un festival de la labranza, hacen decoraciones con siluetas, es un pueblo bonito, pequeño y acogedor», describe Leo, símbolo inequívoco de su tierra natal, conocida en el mundo gracias a sus gestas en el ciclismo de montaña.

Aquí, las frases más destacadas del gran campeón mundial UCI Maratón:

Su etapa de cuarentena: «Estoy con mis padres y comemos juntos todo el día (desayuno, almuerzo y cena). Normalmente no lo hago porque estoy por fuera, también escuchamos la misa, rezamos el rosario. De niño hacía cosas del campo, cultivaba lechuga, frijol, arveja, remolacha y cosas que se dan por acá».

ídolo de Ciénega: «Antes de ganar el campeonato del mundo me saludaban bien y me felicitaban, es muy gratificante, se siente uno muy contento que lo reconozcan a uno, la gente sigue el ciclismo y ya hay gente que practica un poco más el deporte».

Especialista en Maratón: «tuve la oportunidad de representar a Colombia en los Olímpicos de 2008 y 2012 en Cross Country, y en Londres cambió un poco, pusieron más obstáculos, era muy trabajado y casi no me gustó, no soy un corredor muy técnico y los entrenamientos eran diferentes. Ahora el Maratón se ha puesto muy técnico también y toca entrenar más y es bueno hacer Cross Country para perderle miedo a la bajada».

El Maratón en Colombia: «Se han hecho eventos, faltan un poco más de patrocinadores en el ciclismo de montaña. Lo de las travesías es bueno y se puede decir que es menos peligroso, la inseguridad a veces es un factor determinante. Ojalá mejore mucho el tema de los patrocinadores».

Sus objetivos de la temporada: «Este año se tenía muchas ideas, estuvieron de acuerdo que se hiciera la resolución para hacer bastantes puntos con Fabio Castañeda, Jonathan Botero y yo. Estábamos trabajando para ello. Ellos viajaron a Puerto Rico y el objetivo se estaba cumpliendo, yo pensaba ir a Brasil pero por el tema del coronavirus me dijeron que estuviera en Colombia. Al final decidí viajar, se lograron puntos importantes. Luego viajé a Holanda a hacer unas fotos con unas nuevas bicicletas, es un año un poco duro para todo el mundo, para mí en lo personal es un año importante en el que quiero lucir mi camiseta, porque hay eventos importantes y eso me pone un poco triste. Hay que seguir adelante, con el Comité hemos tenido algunas reuniones virtuales, ellos nos siguen colaborando, tenemos tiempo, es una oportunidad para seguir mejorando y estar mejor preparados para lo que viene».

Sus inicios: «el deporte bandera siempre ha sido el ciclismo de ruta, pero en ese entonces había menos apoyo que ahora. Tuve la oportunidad de viajar a Europa en 2005 en MTB y me quedó gustando. Estuve con Colombia es Pasión en la ruta, me dieron la oportunidad, fue un sueño. Me hubiera gustado seguir pero por temas políticos no se pudo».

Ruta: «he hecho carreras, no he tenido una trayectoria definida porque para hacer las cosas bien toca centrarse, pero Vanderpoel hace todo y gana, él tiene su equipo y le permite plantear un calendario y hacerlo. Cuando corrí ruta en 2011 venía de no correr por una fractura que me quitó un año de calendario»

Su relación con el equipo: «Los conocí en 2012 y la amistad fue creciendo. Me quieren mucho, a veces hay problemas pero se superan como todo en la vida, estoy muy contento desde que se hizo la fusión y quedó el Giant Polimedical».

La lucha para el oro mundial: «no ha sido fácil, ha sido una carrera con enfermedades, tropiezos, cambios de equipos. A veces llegas a pensar que no lo vas a lograr, recuerdo una vez una carrera que pude haber ganado pero llovió mucho, el lodo era feo, pero con los años lo he trabajado. Ya el lodo no me da tanto miedo, es un proceso de motivación. En 2016 pude haber ganado también y faltando 7 kilómetros se me rompió el manubrio y el que ganó me pasó por un lado. Ese día estaba muy enfadado, dije ¡por qué! pero ya luego pasó y pensé que luego sería. En 2017 no me favorecía, era plano. El año siguiente era en Italia en Auronzo, me favorecía mucho y había entrenado bien, pero después de la salida hubo una caída al inicio del grupo y me hicieron caer, la bici se me dañó, el disco se torció, perdí como dos minutos, luego llegué a la punta, desgasté mucho y Avancini bajaba muy bien, llegué al embalaje y terminé tercero. En 2019 no me daban como favorito, fui a ver el recorrido con anticipación, sabía que entrenar y se logró. Fue una carrera complicada, con ataques y al final se da la victoria».

La conquista del Arcoíris: «es algo difícil de describir, el ataque lo hice con lo que tenía, era un ritmo duro, sabía que esa parte era la única que me favorecía. Habían subidas suaves, esperé la parte dura, pude sacar la diferencia  para llegar a la meta. En el video nunca se ve pero faltando tres kilómetros había un hueco, me caí, quedé con los cambios malos, solo subían, no bajaban, quedé en piñón 13, solo había una subida dura y dije: ¡’tengo que llegar en este cambio!’ hice las bajadas rápido. El último repecho lo coroné como en unas 30 pedaladas, llegué y miraba hacia atrás, me agaché y no pude casi ni celebrar, fue una experiencia muy linda que cualquier corredor desea tener».

Italia: «tengo mi pareja allá, es un poco preocupante. Italia es un país donde he crecido, madurado como deportista, me ha dado muchas cosas, tengo amigos, personas que me quieren mucho. Vemos que cuando Egan llegó lo acogieron muy bien. Hay muchas carreras de MTB que son importantes al igual que la ruta. He vivido experiencias bonitas, he aprendido a saber entrenar, a cuidarme con la alimentación. Antes no sabía que tenía que alimentarse bien, recuperarse, hacerse el masaje».

Su travesía: «Este año fue la segunda travesía. Pensaba hacer algo mío y se pensó en este proyecto, la idea es que crezca y pueda darse a mediados de diciembre. Este año he encontrado mejores patrocinadores y la idea es crecer».

Su indumentaria de campeón Mundial: «Se estuvo rodando un video como ejemplo, un documental de lo que es mi vida, de cómo empecé. Mi equipo me hizo dos bicis, una rígida y otra doble suspensión, en mi instagram hay algunas fotos y esperemos rodarla pronto. Creo que muy pronto lo sacarán por todas las redes. Me quieren dar a conocer más como deportista y persona».

Reconocimiento: «A veces sí, a veces no, el MTB lo han dejado un poco de lado, no es como la ruta que hay más visibilidad, más dinero y patrocinadores. Es un deporte que uno hace porque le gusta… pero se sigue adelante, me gusta mucho y estoy aquí, lo hago con pasión»

El cupo para Olímpicos: «Hace unos años lo logré ganar en Cota, el año pasado queríamos ganar el cupo en México, pero con los años se encuentran más rivales y es difícil lograr los puntos UCI. Este año tocaba hacer bastantes puntos. La UCI mandó un comunicado diciendo que se cerraban los puntos, pero si lo abren esperemos poder lograr el cupo. Dios quiera que se logre porque con lo de la pandemia es complicado para todos los deportes».

Reconocimiento en Italia: «sí, tengo amigos que me dicen ídolo, la gente me conoce, me he hecho mucha fanaticada. Mucha gente quisiera que corriera el Mundial y lo ganara».

Qué extraña de Colombia e Italia: «Cuando estoy en Italia extraño mi tierra, mi campo, las subidas, la altura, la comida de mi mamá. En Italia hay responsabilidad, puedo hacer lo que quiera pero lo hago bien, entreno bien, descanso, recupero, luego vienen las carreras».

Foto BiciGo 2019

Más en MTB

A %d blogueros les gusta esto: