fbpx
Síguenos en /

Ruta

«Ahora entreno cuando puedo, a veces Egan tiene muchas cosas»: Camilo Castiblanco

La amistad de Camilo Castiblanco y Egan Bernal ha trascendido distintas barreras. Detrás del niño que creció con la ilusión de ser profesional, estuvo siempre cerca Camilo, ciclista de amplio bagaje, con buena energía y voluntad para ejercer distintos roles en sus equipos. Tanto así que recibió la ofrenda de ser líder de una Vuelta a Colombia en 2014, después de afrontar una contrarreloj por equipos en medio de un aguacero en Bucaramanga. Oscar Sevilla, entonces líder del equipo dirigido por Raúl Mesa, le concedió el honor de pasar primero para ser por un par de días el ciclista de referencia del pelotón.

Pero así como supo asumir su faceta de gregario en uno de los equipos insignia de Colombia, también ha sabido expresar su personalidad distendida y alejada de presiones en el Team Illuminate, que le permitió ejercer una labor única: competir y ser el administrador de los compromisos del Tour de Francia, Egan Bernal.

«Al principio yo decía: ‘este man tiene muchas qué hacer’, pensé que no iba a seguir montando, pero la ventaja es que en el Illuminate es un poco más relajada la cosa. Antes de iniciar la temporada hablé con el jefe y le dije que si quería me sacara o seguir sin sueldo. Saqué la licencia como faltando ocho días para el Nacional y lo corrí, al igual que el Tour Colombia», contó Camilo en una amena y entretenida conversación en nuestro Instagram Live de @fedeciclismocolombia.

«Ahora entreno cuando puedo, a veces Egan tiene muchas cosas. Ahora estoy como muy relajado en el ciclismo profesional ¡que entrenen los malos!», afirmó entre risas el ciclista nacido en Zipaquirá, que le sigue la rueda al ciclista más importante del mundo en sus compromisos mediáticos y comerciales.

«La verdad es que yo no lo busqué, he tenido una amistad con él de muchos años, pero sin esperar ni recibir nada a cambio. Lo conozco desde niño, quise que siempre le fuera bien, fue más decisión de él de proponerme eso a mí. Dije: ‘chévere porque es trabajar con un amigo’. Pero también Xiomara nos ayuda mucho, los tres vamos muy de la mano y lo tomo muy relajado. Hay que ser responsable en muchas cosas, todo mundo quiere estar y entrevistar al campeón del Tour. Nos ha ido bien a los tres, ninguno había estado en cosas de manejar o de prensa, nos va bien y es chévere trabajar entre amigos».

Aquí, algunas de las frases destacadas durante la charla:

Su faceta de ciclista y mano derecha de Egan: Su labor: Su vínculo laboral con Egan: Cómo decir no: «siempre decía que sí y ha sido difícil, mucha gente escribe pero él es muy abierto, amable, quisiera estar con todos, responderle a todos los periodistas pero a veces es imposible, lo primordial es entrenar y descansar. Reducimos mucho los eventos y entrevistas cuando hay carreras cerca, uno tiene maneras de decirlo, hay que escoger el momento».

Trabajar con un amigo: «Trabajar con un amigo no se hace tan tedioso, sé cuando quiere hacer algo y cuando no, lo sabemos llevar. Sabemos cuando está cansado, cuando una entrevista está larga. La gente no entiende que él es normal, que está cansando, que le da hambre».

Problemas con la prensa: «A veces no se puede. En los eventos me pasa mucho, para sacar a Egan de un sitio, mucha gente lo quiere para fotos y ahí tengo que ser bravo para decir que no más, la gente me grita cosas, me dicen que me falta humildad, pero no pongo cuidado. Una vez una señora en Villa de Leyva me gritó cucaracho. Me han echado la madre por los comentarios de instagram, hay mucha gente que no sabe que somos amigos y me cogen por mensajes y me envían mensajes de odio»

Las tareas: «En este momento que Egan tiene dos patrocinadores grandes en Colombia se les da la prioridad a ellos porque tienen un contrato. Luego se le da un poco de prioridad a eventos con ciclismo, cosas con la Federación y de resto hablar y mirar si hay tiempo».

La humildad: «Él ganó el Tour y estábamos en Zipaquirá después de la celebración y los del prom. Lo invitaron y fuimos, era por allá en un barrio en un destapado y era una bodega y todos los amigos de 11, eso era con payaso, mago, saltarín y todos echando pola, y los profesores y yo lo mirábamos que estaba bobo con el mago. Me pareció bacano y muy humilde, todos los que estamos cerca sabemos de su humildad. Es el único hombre que me ha hecho llorar».

Su acercamiento al Team Colombia: «Yo estaba en el Team, y Egan era uno de los alumnos destacados de Zipa, un gran talento y solo tenía como 16 o 17 años, andaba mucho. Cuando yo pasé al Team Colombia se fue a correr un Mundial de MTB en España y de ahí se fue para Italia y él fue a vernos. Allá nos vimos y hablamos, y después se acabó la carrera y como a los 15 días me llamó. Yo a los técnicos del Team les había hablado de él y luego me preguntaron y lo iban a contratar. Llamó a contarme y que estaba feliz por correr conmigo, yo le dije qué nota pero le conté que lo más seguro es que el equipo se iba a acabar. Le dije: ‘si usted tiene otra opción, hágale'».

El libro: «Fue un man que hizo una investigación a todo el circulo de Egan, entrevistas, yo no sé si él decía que era para hacer un libro, pero no nos informó. Nos hablaba de un libro, algo general, el tema (el litigio) está ahí todavía. Ellos tienen cosas que los cubren como derecho a libre expresión y estamos en eso. En términos legales tenemos la empresa que maneja su imagen. Cualquier empresa, persona que tenga o su imagen, tiene que antes haber pasado por nuestra aprobación. Hay mucha gente que utiliza la imagen sin saber, pero nosotros apenas sabemos esto les hacemos un llamado de atención y si la gente no hace caso se va a términos legales. Tratamos de tenerlo protegido y que no se aprovechen económicamente de la imagen de él».

Líder de la Vuelta a Colombia: «nosotros teníamos un equipo fuerte. Fueron como tres años que EPM era fuerte con Oscar Sevilla, y para la CRE de esa carrera éramos buenos porque la entrenábamos mucho. Creo que era mi tercer año con ellos y venía siempre siendo gregario. Los líderes eran Infatino, Ortega e Iván Parra, después entró Oscar. Yo me consideraba muy buen gregario, ayudaba mucho y Oscar lo notaba mucho. En esa CRE estábamos confiados de que podíamos ganar, yo les había dicho y sabía que el primero quedaba líder. Me dijeron que pasara primero, casi no salgo cuando faltaban 100 metros, eso fue como un premio, me duró como dos días la camiseta de líder pero luego tocó entregarla».

Su primera experiencia europea: «La primera vez que fui a Europa que tenía 20 años, hice una Vuelta de la Juventud con Cayetano (Sarmiento), La Ronca (Carlos Betancur) y Nairo (Quintana). Venía del MTB y no tenía idea de ruta, un español me escribió por Facebook y me dijo que tenía un equipo, y yo con 20 años y esas ilusiones, le dije hágale. Walter Pedraza había corrido, y dije: ‘si está él también me voy’. Duré un año».

Su carrera en Illuminate: «Este equipo no es para todo el mundo, es muy relajado. Primero vamos a países donde el ciclismo no es muy conocido y vamos con lo necesario. A veces no tenemos masaje o mecánico, son cosas que para un ciclista muy exigente no se va a aguantar, nos adaptamos mucho a todo. El dueño del equipo le gusta que vayamos a todo lado, por eso llegamos a Colombia. Nos va bien, en carrera somos serios, tomamos muy profesional las carreras, a mí personalmente me parece muy bacano».

Compañero de Chris Horner: «es el más relajado, la última semana de la Vuelta a Colombia me tocó con él, es muy bacano, eso de que come Mcdonald’s es verdad. Compraba un Subway de 30 cm y lo mandaba a partir. Por la tarde se comía la otra mitad. Para la etapa lleva chocolatinas. Para él también el equipo era lo mejor, era vivir el ciclismo a su manera».

Su amistad con Oscar Sevilla: «cuando él llegó a Colombia era un ídolo a nivel mundial, todos lo vimos en el Tour, disputando Vuelta a España y lo veíamos muy lejano. Cuando empezó a correr clásicas y se mostró cercano a la gente fue una enseñanza de humildad. Ha sido de los líderes de equipo que te dice cómo hacer las cosas mejor, por eso todos los queremos. A parte ya está viejito y le toca es enseñar»

Los trofeos de Egan: «es muy desprendido de las cosas materiales y los premios. Él tiene el trofeo del Tour guardado, los recibe con aprecio pero no les hace un altar en la casa. Muchos periodistas buscan la entrevista en la casa para ver los trofeos pero no los tiene por ahí en un lugar especial».

Más en Ruta

A %d blogueros les gusta esto: