Síguenos en /

Ruta

“El Tour Colombia va a crecer y va a estar más interesante”: Fernando Gaviria

El miércoles 13 de febrero, Fernando Gaviria vivirá el que quizá sea el capítulo más especial de su carrera deportiva. Y no porque haya una medalla o un título de por medio. Será especial porque a solo 100 metros de su vivienda, en La Ceja, se disputará la primera de las dos llegadas previstas para especialistas al sprint en el Tour Colombia.

El lote internacional y los amigos con los que comparte el rótulo de embajadores nacionales por el mundo, llegarán al patio de su infancia para disfrutar de un momento único e histórico para el pueblo que sigue siendo su lugar en el mundo, el testigo de entrenamientos y preparaciones desde que decidió dedicarse por completo al ciclismo profesional.

“La etapa llega a 100 metros de mi casa, ya tengo analizados todos los terrenos. Ya he visto el recorrido y está bastante interesante”, dice sonriente el antioqueño de 24 años, flamante contratación del Team Emirates, que sueña con levantar los brazos ante la horda que llenará cada rincón de su tierra de origen.

“La gente se va a trasladar desde cualquier parte del país para verla (el Tour Colombia), ya vienen corredores más importantes que los del año pasado, habrá más equipos importantes. Entonces creo que la carrera va a crecer y va a estar más interesante”, afirma Gaviria, ganador de tres etapas y primer líder en la otrora competencia denominada Colombia Oro y Paz.

En su nuevo conjunto compartirá con dos viejos conocidos como Sergio Luis Henao y Sebastián Molano, así como el talentoso escalador Cristian Camilo Muñoz, con quien ya tuvo la oportunidad de estrechar la mano en la primera concentración del Team Emirates en Medio Oriente.

“Los cambios son importantes, creo que tomamos una decisión, pero bueno, es un riesgo que tomamos… se toma en un sprint, se toma en la vida y en un cambio de equipo. Estamos contentos con eso, el equipo también tiene buenos corredores y tiene calidad”, asegura el colombiano, que por primera vez desde su llegada al ciclismo de élite mundial no contará con la presencia de un lanzador fijo para el final de las etapas.

A Richeze (Maximiliano) lo voy a echar de menos porque más que un lanzador era un compañero de habitación, un amigo y me aconsejaba en todo lo que podía hacer en mi vida. Seguimos siendo amigos, no hay problema de que yo esté en un equipo y él en otro. Esperamos reunirnos pronto en el mismo equipo otra vez”, dice Fernando, quien después de cuatro años y varios procesos de formación en Colombia, se reencontrará con Molano.

“Es bonito porque ya he compartido con él varios años acá en Colombia, siempre ha sido un gran corredor y esperamos que en el equipo también lo vean así y que le den su oportunidad para disputar sprints y pueda hacer las cosas bien”.

Más en Ruta

A %d blogueros les gusta esto: