fbpx
Síguenos en /

Ruta

«Lo único que podría salvar esta situación es que se haga el Tour o una carrera grande»: Daniel Martínez

Daniel Felipe Martínez fue uno de los astros nacionales que empezó la temporada a todas luces. El ciclista del EF Education First retuvo el título nacional de contrarreloj y mostró su excelente forma ganando la etapa reina del Tour Colombia 2.1, donde repitió podio, pero esta vez como subcampeón de la prueba, en el histórico 1-2 y 3 de la escuadra dirigida por Juanma Garate.

Sin embargo, al igual que Nairo Quintana y Sergio Higuita, el cundinamarqués tuvo que detener su racha victoriosa por causa de la crisis del Covid-19. «Fue realmente duro, fuimos una semana a España, hicimos el Tour Colombia, estábamos encaminados para hacer la Vuelta a Cataluña, iba a hacer París Niza, pero al final me la quitaron, querían llevar el mejor equipo a Cataluña. El nivel estaba en una excelente condición. Fue duro porque se echaron a la basura dos meses, hay corredores que venían de la misma forma, es un poco frustrante pero hay que pensar en el bien de la sociedad», dijo Dani.

«Estoy en Rionegro, estoy en casa juicioso cumpliendo con la cuarentena y entrenando como se puede, con rodillos y core. Aprovechando la familia, compartiendo con ellos, porque en el ciclismo está uno mucho tiempo afuera», contó el ciclista durante la charla en Instagram Live, realizada por la cuenta oficial @fedeciclismocolombia.

«Esto creo que no se ha había vivido en la vida de ninguno, no se sabe qué va a pasar, si se va a hacer el Tour y las otras carreras. Estamos a la espera de las decisiones de la UCI y las organizaciones de las carreras. Ahora estamos en casa esperando no perder mucho la forma», aseguró.

Pero en medio de la situación sin rumbo, Daniel tiene tiempo para contribuir con las estrategias publicitarias del equipo, que tiene entre otras actividades, cursos de inglés on line que Daniel, Higuita y Urán, no solo promueven sino que ponen en práctica. Es una manera de aportar y sumar aprendizaje para el futuro.

«EF es una marca que no solo es de cursos de inglés on line sino de intercambios, en China enseñan inglés, entonces si no hay Giro o Vuelta será duro porque el patrocinio se verá menos en las competencias. Tratamos de amortiguar el golpe: los buses parqueados, todo mundo está quieto, nadie está produciendo, muchas empresas están estableciendo devolver el dinero que se había invertido en los equipos. El ciclismo depende de los patrocinadores y esperamos salir bien librados, porque esto va a estar un poco duro. Lo único que podría salvar esta situación es que se haga el Tour o una carrera grande, porque sino se pondría feo», afirmó el cundinamarqués, único ciclista colombiano con derecho propio para estar en la nómina de los Juegos Olímpicos, en la modalidad de CRI, gracias a su título en los Juegos Panamericanos de Lima.

«Desde que Millo (Carlos Mario Jaramillo, seleccionador nacional) me dijo que tenía el cupo de los olímpicos le dije que me iba a preparar muy bien. Es difícil ganarlo por los rivales que tenemos hoy en día, pero que los hayan  aplazado nos viene bien. Por circunstancias de la vida pasan cosas y esto nos beneficia un poco, porque tengo un año más para prepararla. La ruta también me gusta porque es una carrera dura».

Consulte aquí algunas de las mejores frases de la charla con Dani Martínez:

Su vida de padre: «cuidar a Isaac es muy difícil, es inquieto, él me ve y se me tira encima, me daña un poco las rutinas de entrenamiento pero lo disfruto. Mientras mi esposa (Laura Melisa Valencia, ex velocista) entrena yo lo cuido. Nos turnamos. Ya no camina sino que corre, hay que tener mucha cuidado con él (risas)».

El podio completo del Tour Colombia: «fue muy bonito para nosotros, la primera etapa nos llevó de sorpresa a todos, pensábamos en ganar pero no con 45 segundos de diferencia. Teníamos claro la primera y la última etapa. La segunda etapa fue tranquila y la tercera sufrimos bastante, se vio el desgaste, pero gracias a Dios con Higuita y Jonathan pudimos llevar ese podio hasta el final».

Su proceso: «he tenido proceso paso a paso, el paso más brusco fue pasar de juvenil a profesional, ese día la pasé mal, estaba acostumbrado a correr 100 km y pasar a correr carreras duras, la adaptación me costó el año completo.  Cuando pasamos al EF fue una gran experiencia, rodeado de compañeros como Rigo que era uno de mis ídolos, fue emocionante y una motivación más, cada día queriendo hacer mejor las cosas».

Adaptación: «fue duro porque cuando inicié a montar con la Liga de Cundinamarca y me dijeron que si quería hacer Nacionales tenía que hacer pista. Me decían que estaba andando bien, fui a un departamental con una bici convencional, luego fuimos al Nacional y ganamos de prejuvenil primer año, y el primer año juvenil fui campeón en Zacatecas (México)».

Centro Mundial UCI: «dar ese salto al Centro Mundial fue muy importante porque en Colombia en categorías inferiores vivía un proceso diferente. Allá fue un mundo distinto, allá nos formaban como ciclistas profesionales, estaba solo, alejarme de la familia, estar en la competencia, siendo puntual y disciplinado, le doy gracias a ellos por recibirme un par de meses, fue una linda experiencia en la UCI».

Su origen: «nací en Bogotá pero me crié en Soacha y mis padres son de Vergara, Cundinamarca».

Sus inicios: «mi hermano inició en el ciclismo y yo en el fútbol, mis padres estaban en contra del ciclismo y mi hermano se iba por las mañanas y yo por las tardes. Mis padres vendían dulces en los colegios, se preocupaban porque no había quien hiciera los mandados en la casa, luego me empezaron a apoyar, y yo también empecé a vender dulces en el colegio para ayudarme con la bici y los uniformes. En la alcaldía de Soacha encontré un apoyo, me dieron una bici para que compitiera y eso me fue motivando».

Cambio de vida: «me acuerdo de mis compañeros del colegio, hasta de los que me quedaron debiendo, de ellos me acuerdo muy bien (risas). Las profesoras me escriben por instagram y twitter, les gustaba el ciclismo y se emocionan al verme correr, pero esas profes me quitaban los dulces cuando los vendía (risas)».

Alumno: «Era muy aplicado, siempre estaba entre los 10 primeros del salón ¡y sin ir casi al colegio! Los profes me colaboraban cuando iba a competir y me hacían los exámenes en cualquier momento».

Esencia: «hay que saber cultivar las amistades, gente que me vio cuando no era nadie me ve igual ahora que estamos en el World Tour. Daniel podrá cambiar de equipo o de nivel pero seguirá siendo el mismo y trato de que sea así día a día».

Esfuerzos de sus padres: «el trabajo de ellos era muy esclavisante, a ellos les tocaba al sol y al agua, era duro, tenía eso en mi cabeza, tener a mis papás bien y gracias a Dios se pudo dar. Ahora viven en Vergara y no en Soacha, disfrutan de la vida, están con el campo, viven muy bonito».

La emoción de sus padres: «es muy emocionante, mis padres nunca habían salido de Bogotá y Vegara, nunca habían salido a otro lado en Colombia y cuando estuvimos en Tour Colombia dije: ‘es la oportunidad de que salgan’. Ahora me los llevo me los llevo a todo lado. Por ejemplo estaba preparado para el Tour de Francia y me caí faltando un mes y yo les había comprado tiquetes, reservado hoteles, estaba todo cuadrado y me dijeron que lo canceláramos porque no iba a estar yo. Pero al final no perdieron la ida y vieron ganar a Egan».

Objetivos: «es imposible centrarse en una fecha específica, hacemos rodillos para tratar de mantenernos y esperar a que levanten la cuarentena para salir a entrenar, esperamos que den una fecha y poder salir a hacer entrenamiento y qué carreras van a hacer. Estamos a ciegas».

Preparación para el Tour: «si todos los países levantan la cuarentena, pensándolo bien, necesitaríamos dos o dos meses y medio para tener el pico de forma para estar en el Tour. Pero si en Colombia nos vamos hasta junio sería muy difícil preparar el Tour en un mes».

Su paso por el Team Colombia: «me ayudaron a crecer a nivel deportivo y como persona, yo vivía con Cayetano (Sarmiento), (Darwin) Atapuma, (Darwin) Pantoja, era duro vivir fuera de casa, saber qué comer. Con Claudio (Corti) nos entendimos bien y me colaboró mucho, luego pasé al Willier y seguí viviendo en Italia pero ya con un equipo profesional europeo. El equipo me exigía mucho más, me fueron forjando un carácter».

Su primera grande: «del primer Giro que corrí y el segundo tengo muy malos recuerdos, nos metían mucha presión y el cuerpo no daba para más, estábamos muertos sicológicamente y físicamente. En cambio carreras como Milán San Remo y el Tour de Francia lo van formando a uno, entre más kilómetros tengas, acumulas más experiencia».

Anécdotas con Ciccone:  «Con Giulio nos pasó que nos fuimos en fuga en el Giro, le gané un premio de montaña y no le gustó mucho, a mí tampoco me gustó su respuesta. Tuvimos una confrontación que no duró solo ese día, sino los otros. Él en ese giro ganó una etapa, y en el siguiente Giro fuimos otra vez los dos, pero en la grupeta, él me daba geles y yo agua, nos hicimos otra vez amigos».

Su paso al EF: «estábamos buscando el cambio de aire, lo había hablado con mi mánager y me decía que el único era el Cannondale, pero ese equipo tenía una duda porque no había patrocinador. Pero mi mánager que es el mismo de Rigo, le dijo que me diera una mano para que fuera al World Tour. Estábamos en Bergen (Mundial de 2017) y estaba a la deriva, ya hasta había pagado unas misas (risas). Pero finalmente se nos dio, el equipo encontró patrocinador y firmamos contrato un día antes de la prueba sub-23. No pude dormir esa semana de la emoción».

Selección Colombia: «en el Tour de L’Avenir siempre di lo mejor de mí. En el primero sabía que venía Sebastián del Sky y le íbamos a ayudar a él, me dieron la oportunidad pero las piernas no daban. Luego fuimos con Egan pero demostró estar en otro nivel y también ayudamos. En ese quedó cuarto. Al siguiente volvimos y ese sí lo ganamos, teníamos un equipo muy fuerte, era el Ineos sub-23».

Rigo: «es un personaje, estar en las carreras con él es lo mejor, hay buena vibra. En el 2018, en el Tour, me dijeron que a rueda de él, me tocó pasarle la bici y no lo pensé dos veces. Es un gran líder. Con él no hay presiones».

Economía del equipo: «es duro saber que estamos a la intemperie, pero el equipo tiene buenos respaldos. Esta cuarentena tiene cosas malas y buenas como compartir con la familia, desde que soy profesional, hace 6 años, todos mis cumpleaños estaba en Europa. Este será el primero en Colombia, pero extraño estar allá compitiendo, esto lo hace uno por pasión».

Calendario: «tal vez me lo imagine sin grandes pero no sin competencias. Un Giro de una semana, competencias de una semana, no sé… pero sin competencias debe ser muy duro, esperemos que no sea así».

Sus retos: «me gustaría ganar una vuelta grande: el Giro, el Tour, la Vuelta, me defiendo bien subiendo, en la crono me va bien también, pero también es de perfeccionarla día a día. Sí creo que debo mejorar la resistencia, sobre todo para la última semana que es cuando todo se define».

Mundiales: «me gustan las pruebas de un día, las hicimos muy bien y con la lluvia. Para el recorrido del Mundial creo que nos fue bien, un diluvio de principio a fin, al final los corredores nos estábamos quedando era porque no teníamos fuerza, logré saltar con Trentin y Remco, pero ya las piernas no me daban bien, empecé a ver distorcionado».

EF: «con esta crisis económica que ya estamos viviendo, realmente no se sabe qué pasará con los equipos. El equipo  tiene proyectado a cinco años el triunfo en el Tour, pero la empresa ha sufrido bastante porque en China tienen sus intereses, ahora restringieron la entrada a extranjeros, hay que esperar como resurge la empresa».

Aporte publicitario: «nos encargamos de la parte publicitaria de la empresa, eso representa ciertas ganancias, ahora que estamos prácticamente parqueados, tenemos seguidores en las redes porque la empresa también necesita sostener más de cinco mil empleados, pagar nóminas, hay que seguir trabajando y aportamos ese granito de arena».

Sus padres: «los llamo casi todos los días, están en Vergara y están muy bien. Se encargan de producir panela, están cortando caña, maíz. La vida no les ha cambiado mucho, a ellos les gusta la vida de campo, pero por la crisis con los vecinos casi no se ven».

Mensaje: «que se inscriban a los cursos de EF, tienen 1500 dólares de bonos, para que aprendan a hablar inglés».

Más en Ruta

A %d blogueros les gusta esto: