fbpx
Síguenos en /

Ruta

«Vendrán días difíciles, debemos tener paciencia y solidaridad, de esta salimos juntos»: Esteban Chaves

Esteban Chaves razona con pensamiento solidario. El ciclismo, el deporte que le ha dado sus mayores alegrías, triunfos, lauros, reconocimientos y algunas frustraciones, ha pasado a un segundo plano. El referente más importante de Bogotá eleva su raciocinio a la crisis que vive el mundo por cuenta del Covid-19, patógeno que ha cobrado la vida de miles de personas en el mundo y que, como ha sido factor común en todo el planeta, tocó la puerta de Colombia. Ya son 1485 contagiados y 35 muertos en el país.

La crisis avanza en medio de la cuarentena, pero Chaves, fiel a sus principios solidarios se las ha ingeniado para ayudar a los que más lo necesitan. A través del Instagram Live realizado por la cuenta oficial @fedeciclismocolombia, la estrella del Mitchelton Scott contó con detalle la iniciativa de adoptar familias necesitadas de la capital, donando mercados, pagando servicios públicos, arriendos o cualquier aporte que la comunidad quiera poner a disposición para aliviar la economía de hogares con dificultades económicas.

«Es una situación bastante difícil, la mayoría de los colombianos se ganan la vida en el día a día. Seguro la gente que sale a la calle no lo hace por gusto sino por necesidad. Cuidemos de los nuestros, esto puede ser como una cadena de favores, tratar de adoptar a la gente que tenemos al lado, porque donde comemos dos, comemos tres», dijo Esteban, quien a sus 30 años y con una carrera vigente en el mejor ciclismo del mundo, sigue aportando valores de conciencia a la sociedad.

«La salud es lo más importante ahora, todos tenemos que tener conciencia y cumplir con las leyes y medidas que imponen el gobierno. Vendrán días difíciles, debemos tener paciencia y solidaridad, que seguro de esta salimos juntos. Creo que el gobierno está tomando buenas medidas», afirmó el primer latinoamericano ganador de Il Lombardía, uno de los cinco monumentos del ciclismo mundial.

Para las donaciones o adopciones,  el bogotano encontró en César, líder social de Suba, una línea de contacto (301 771 26 29) directa para aportar a los más necesitados. «Es una persona que acompaña y que es un líder social, puedes adoptar familias ayudándoles a pagar recibos, arriendo, ayudarles con mercado. Apoyar a las personas que tenemos alrededor, que se vuelva una cadena de favores y así salir de esta situación lo más pronto posible, esto se va a prolongar por mucho más tiempo».

Esteban ha formado su carácter paciente en medio de las dificultades. Su grave lesión en el brazo y la lucha por dejar atrás una mononucleosis, son evidencia de lo que ha tenido que afrontar en distintos pasajes de su carrera para salir adelante. Y de la misma forma afronta junto a su familia el receso obligado por la Pandemia, que no solo ha afectado su desarrollo ciclístico de la temporada, sino sus proyectos con la Fundación.

«Varias veces me he encontrado con este tipo de momentos y situaciones, por caídas o enfermedades. Afortunadamente hay rodillo, pero es algo difícil con la incertidumbre por lo que se vive en el mundo. Manejar ese estrés es bastante duro, ver noticias es desalentador, porque más que el ciclismo, es el tema humano que se ve muy afectado y que nos toca a todos», afirmó Chaves, uno de los ciclistas más abrazados por el calor de la afición, que ve en el no solo un buen embajador sobre la bicicleta, sino un abanderado en causas humanitarias.

«Eso es lo que quiero, es por lo que más me gustaría ser recordado. Si te preguntan quién ganó el Giro de Italia hace 6 años la gente busca en internet. Uno reconoce más a algunos deportistas por su labor social que por sus triunfos, es lo que a mí me gustaría hacer en un futuro», recalca.

«El mundo no va a ser el mismo, tenemos que estar preparados y adaptarnos, después vamos a apreciar muchas cosas».

Consulte aquí, las frases más destacadas durante la charla:

Futuro de las carreras y económico: «todos los tipos de instituciones en el mundo se van a ver muy afectados si es que ya no lo están, y el ciclismo no va a ser la excepción: ciclistas, equipos, organizaciones, todo se va a ver muy afectado. En el ciclismo es muy difícil tener la comunicación porque los equipos tienen diferentes idiomas, están en diferentes países, seguro el deporte no se va a acabar, pero va a ver un tiempo difícil».

La Fundación: «es muy duro porque nosotros tenemos patrocinadores y ellos tienen todo cerrado, no están vendiendo nada, habíamos firmado acuerdos. Al igual que la Federación está cerrada y sin operaciones, los niños que operamos por parte de la Fundación están afectados porque hay prioridad para los pacientes de Covid-19. Cada niño que está en la Fundación tiene sus padres y algunos se quedaron sin trabajo, a ellos individualmente también los estamos adoptando».

Gran Fondo: «la idea surgió con las personas que trabajamos en la FUN, vimos que se estaban haciendo Gran Fondos con los profesionales, y a mí me gusta que todo lo que estoy haciendo tenga sentido social. Me gusta ayudar y quiero hacer eso también para ayudar a otras personas. Ya llevamos operados más de 32 niños, les hemos cambiado la vida a ellos y a sus familias».

Su niñez: «Como la mayoría de colombianos, yo crecí en un círculo social normal cerca al Portal de la 80, al Garcés Navas, Bolivia, Álamos. Cada dos o tres años nos cambiábamos de casa porque no teníamos con qué pagar el canon de arrendamiento. Mi madre (Carolina Rubio) siempre trabajó en la casa, mi padre (Jairo Chaves) era carpintero. Estudiaba en la mañana y en las tardes entrenaba, entré al equipo Bike House después de que salí del colegio y me fui a vivir a Medellín. Nunca me hizo falta la comida gracias a Dios, mi padre siempre tuvo trabajito».

Recuperación del brazo: «Fue un periodo muy difícil por la incertidumbre, no sabíamos a quien acudir. Llegamos donde el Doctor Sandoval, nos demoramos 12 horas en la cirugía del hombro. No sabíamos si las cosas iban a salir bien o no. Mi padre es una persona muy resiliente, a veces llegaba el recibo rosado, no teníamos con qué pagar el arriendo, pero seguí creyendo, yendo a la terapia, y fue el ejemplo que me dieron mis padres. El brazo no volverá a ser como antes, pero me adapté a eso porque es el ejemplo que han dado mis padres».

Su futuro: «En algún momento me gustaría trabajar con niños, juveniles, sub 23 y tener un equipo, ayudarles a un entrenamiento y enseñarles un camino para llegar al profesionalismo. Es un poco lo que estamos haciendo ahora con la FUN».

Distancia con su hermano en medio de la crisis: «Este año firmó con un equipo amateur, el Caja Rural, se fue para allá antes de que cerraran las fronteras, le dijimos que se quedara allá. Hay que demostrar los cojones (valor). Él está con buenos amigos en San Sebastián en España, entrenamos juntos en estas plataformas, somos muy cercanos y estar separados es un poco duro, pero esto no es para siempre, cuando nos volvamos a encontrar será muy especial»

Festejo: «Celebro alzando el brazo derecho, el que casi pierdo en 2013. La celebración es como sí, lo puedo hacer, soy capaz de llegar al nivel. Esa incertidumbre sin montar y las primeras carreras eran muy duras, grupeteando. En la Vuelta Cataluña y País Vasco sufría, por ejemplo, en la CRI perdí 7 minutos con Tony Martin en 23 KM. Luego de eso entrené bien, me cuidé y 10 días antes de ir al Tour de California llegué a levantar el brazo por primera vez, me fui en la fuga y logré alcanzar la meta, fue bastante emotivo y especial, el trofeo lo tiene el Doctor Sandoval con la camiseta que gané, lo busqué para entregárselo, así sudado, tal como estaba».

Giro de Italia: «Fue bastante rápido y muchas veces a los atletas profesionales nos llegan las cosas rápido. En ese Giro casi soy líder, después sí, sufrí bastante, porque era mi segunda gran vuelta. Pero luego en la Vuelta gané dos etapas y fui líder, y al otro Giro fui lo mejor preparado y el objetivo con el equipo era un  Top 10 pero terminé segundo. Así como pasa de para arriba, pasa de para abajo, el Tour de Francia casi no lo termino. Hay que ir por a poco y saber manejarlo».

Podio en el Giro: «es bonito porque si uno mira todo desde una perspectiva general, tres años atrás no sabia si podía montar en bici o no, y ser subcampeón es algo increíble. Nibali ganó porque tenía más piernas y más experiencia, fue muy especial estar con mis papás, era la primera vez que ellos estaba en Europa. Con el Giro tendré un recuerdo muy bonito. Italia conmigo es como uno de esos matrimonios difíciles: me ha dado lo mejor de mi carrera deportiva, pero también me ha dado momentos duros».

Lombardía: «Seguramente el colombiano no alcanza a percibir lo que significa esa carrera. Es uno de los cinco monumentos del año y el Lombardía de ese año fue el más duro que ha habido en la historia. Fui el primer latinoamericano en ganar un monumento y un no europeo en ganar Lombardía. Es el triunfo más importante que tengo».

Metas: «el objetivo principal es salir de esto saludables, ser solidarios y luego de eso ya vendrán las cosas que ahora pasan a un segundo plano, lo que está viviendo el mundo es algo importante».

Ciclistas de la FUN en el World Tour: «Que nosotros tengamos ahora a corredores en equipos World Tour es bastante especial, y que hayamos aportado ese granito nos hace ver que estamos haciendo las cosas bien. El tiempo que se invierte está bien retribuido. En el equipo hemos implementado la filosofía de los equipos donde he estado, ser disciplinados, les exigimos porque les damos las cosas con amor. El ciclismo es un deporte fuerte, pero nunca se utilizarán malos tratos ni malas palabras. Eso sí, cuando nos citamos a las 7, es a las 7, si las zapatillas se les entregan limpias, deben estar limpias. Todos tienen que respetar el plan de entrenamiento, portar la ropa que les damos, todas esas cosas que hacen las personas que son, si no son ciclistas profesionales por lo menos serán grandes personas».

Competir en Colombia: «fue muy bonito, me gustó mucho la etapa que terminamos en Bogotá, fue increíble correr con tanta gentes y en especial con mi hermano, llevar los colores de la selección. Quisiera correr cada año el Tour Colombia, ya solo estar en la línea de partida para mí es una victoria. Cuando pasamos el Alto de Patios, desde la recta para llegar al alto hasta la línea de meta no había un centímetro que no hubiera personas, creo que era mejor que las competencias en Europa. Eso lo emociona a uno mucho. En el paso por La Perseverancia uno no podía evitar que se le subieran las pulsaciones, es de las cosas más bonitas que uno puede vivir y eso lo va a recordar uno por mucho tiempo».

Ciclismo bogotano: «es una lástima que luego de 15 años que llevo montando, la Liga de Bogotá siga con el mismo apoyo de antes que es bastante reducido. Hay que sacrificar y trabajar con amor, por desgracia una capital como Bogotá no ha podido tener un equipo profesional o continental con tanto talento que hay. Yo me tuve que ir a vivir a Medellín porque no había apoyo y ahora sigue igual».

Un año sin grandes: «puede pasar y si pasa es por cosas de mucha relevancia como lo que pasan ahora».

Situación del Mitchelton Scott: «el equipo aún no ha tomado esas medidas (reducciones de salarios) pero seguramente se irán a tomar, es completamente normal. Por ejemplo, Going nos da hidratantes, pero ellos ahorita no están vendiendo nada, lo mismo pasa con los Sponsors de todos los equipos, a los patrocinios que ellos tienen les deja de llegar plata y todo se ve afectado, es una pirámide al final».

Olímpicos: «lo que tenemos que priorizar es que hayan menos infecciones, que no se saturen los sistemas de salud, se tiene que priorizar la salud. Si hay que cancelar conciertos, eventos que se cancelen. No hay comparación alguna».

Mononucleosis: «fue duro porque no lo teníamos identificado, yo duré arrastrando eso como dos años, tuve que descansar sin bicicleta, eso destruye las cédulas del cuerpo, sobre todo las musculares. Mientras todo vuelve y se regenera, la fuerza y la parte cardiovascular se perdió, es bastante difícil y la brecha se ha ido acortando, falta muy poco para llegar a mis mejores niveles pero ya estamos muy cerca»

Subida a Letras: «es muy duro, muy largo, ese día impulsamos el GF Esteban Chaves, las personas que donaron pudieron entrenar conmigo, fue un día especial, hubo muchos donantes y subimos ese puerto mítico en Colombia. A Annemiek Van Vleuten le ha encantado Colombia, eso es bastante fácil de entender, somos personas amables, atendemos muy bien a los extranjeros, la comida es deliciosa, el clima es bueno. Gracias a los deportistas la perspectiva del país ha cambiado mucho».

Team Colombia: «Fue muy bonito, ahí aprendí a ser ciclista profesional. Fueron dos años viviendo en Italia, aprendí el idioma, aprendí a cocinar y a vivir solo».

Posible regreso a Colombia: «Me gustaría correr muchos Campeonatos Nacionales y Tour Colombia, no sé hasta que edad pueda estar en Europa, pero si regreso a competir a mi país me gustaría hacerlo en un equipo joven, por ejemplo que la Fundación fuera un continental».

Experiencia olímpica: «es bastante especial esa competencia y si uno tiene la posibilidad de hacerla hay que hacerla, buscar el cupo, representar al país siempre es especial. Estar en la Villa y ver como un país se transforma para eso, ser parte de eso es bastante especial, uno no lo puede describir con palabras. Pensar que uno está ahí pasando por la comida con Rafael Nadal, Roger Federer, Usain Bolt… uno es igual que ellos, pero es como ¡Uf, qué es esto! No pedí fotos porque me daba pena. Sí nos pedían una foto ciclistas jóvenes de otras naciones que clasifican y no compiten con nosotros en Europa como Costa Rica, Panamá, algún país de África».

Disputa por los cupos a Tokio: «va a ser bastante duro, nos está pasando como hace años le pasaba a España, hay mucho de donde escoger. Hace 4 años casi lo logramos con Sergio Luis Heneo, sino que estuvimos un poco de malas en la última bajada. Podemos lograr un buen lugar si somos sinceros para hacer lo mejor en esa parte de la temporada».

Mundial de Suiza: «siempre hacer parte de la selección es increíble, sea en un Mundial, un Tour Colombia o unos  Olímpicos. Eso es bastante especial. Yo aún tengo la camiseta del Tour y hago rodillos con ella».

Más en Ruta

A %d blogueros les gusta esto: