fbpx
Síguenos en /

Ruta

«Me gustaría ser, en un futuro, una pieza clave para disputar las grandes y estoy trabajando para eso»: Brandon Rivera

A través de Instagram Live, realizado por la cuenta oficial @fedeciclismocolombia, Brandon Rivera, una de las nuevas caras del Team Ineos, habló de su proceso,, logros y méritos para llegara al equipo más poderoso del mundo, donde volvió a reencontrarse con su gran amigo Egan Bernal, hoy jefe de filas de la escuadra dirigida por Sir Dave Brailsford.

Rivera tuvo que sortear diversos procesos de aprendizaje tras abandonar el MTB, modalidad que lo dio a conocer en el mundo del ciclismo y en la que estuvo cerca de representar al país en los Juegos Olímpicos Río 2016. Su proceso en la ruta comenzó de la mano del equipo amateur Mónaco. Luego pasó a la estructura profesional del GW Shimano, donde logró explotar sus condiciones y ratificar que estaba listo para empezar un nuevo camino en la máxima categoría del ciclismo mundial.

«No solo aprendes cuando estás en lo alto del podio, he tenido caídas y tropiezos y es donde más he valorado la bicicleta. Tengo muy bonitos recuerdos del MTB, fue donde empezó todo esto. Gracias al MTB tuve un escalón para estar en los mejores equipos del mundo», dijo Brandon.

Hoy pasa sus días de cuarentena en Zipaquirá, a la espera de que el sueño de debutar con su nuevo equipo en Europa, se haga realidad.  «En principio fue un poco impaciente, ya quería volverme a colocarme el dorsal, es mi sueño. Competir es lo que nos mueve a los ciclistas. Al principio un poco aburrido, pero es normal porque ya quería correr en Europa, se suponía que viajaba para competir en España e Italia pero todo cambió a última hora. Hay que encontrarle el gusto, me parece aburrido hacer el simulador, pero puedo entrenar la posición en crono. Zwift es una plataforma recomendada porque te saca de la rutina, trato de hacer dos sesiones al día, fortalecimiento general y en la bici de crono», contó el cundinamarqués.

Brandon empezó su camino en la carretera el mismo año de su amigo Egan. Las rutas y los avances fueron distintos. «Pasamos a la ruta los dos, pero a escalas diferentes, él en un equipo Pro Continental y yo a un equipo francés. La adaptación fue diferente, aprendí mucho en los primeros años en Europa, en lo personal creo que cambió mi vida, le dio un giro positivo. Hubo muchas adversidades, ese 2016 marcó mi vida porque aclaró muchas cosas, al principio tuve inconvenientes por correr en otro país. Estaba acostumbrado a hacer 35 km en MTB y pasé a hacer 150. Después del kilómetro 60 me daban calambres, yo era el consentido de casa y el cambio de vida fue grande, vivía muy triste pero ese año estaba la posibilidad de ir a Río. La transición la hice muy radical y dije: ‘si se me da la ruta no quiero abandonar el MTB’. Y lo hicimos así para representar a Colombia en MTB en el panamericano. Me fue bien, fue la primera vez que gané un panamericano en sub 23 y habían unas carreras clasificatorias antes de ir a Río, pasaron cosas y no fui, tenía que darme cuenta cuál era mi lugar. Ese 2016 fue muy loco, no me enfoqué y por eso de pronto no se me dieron los resultados», recordó el ciclista que sueña con ser uno de los mejores gregarios del mundo.

«Estoy en el aprendizaje, quiero aprender a ser gregario este año y el que viene, estoy dispuesto a que si este es el camino, lo voy a tomar. No solo se trata de ser capo, porque detrás del capo hay 30 personas más: masajistas, todo un staff. Me gustaría ser, en un futuro, una pieza clave para disputar las grandes y estoy trabajando para eso. Si voy a ser el gregario quiero ser el mejor, aquí no es cuestión de que yo soy el gregario o no, sino de que tú te enfoques en eso, puedes ser capo en otro equipo, pero en Ineos buscan la mejor versión de las personas para trabajar por el mejor, buscan al mejor gregario, escalador, etc.», afirmó Rivera que aún ve con brillo los cambios en su vida profesional dentro de la nueva estructura».

«Todavía me sigo sorprendiendo de las cosas, no he tenido la oportunidad de correr en Europa con el equipo, pero me imagino que es diferente a como corrimos en Colombia. Cada día te sorprendes de las cosas, tienen la estrategia, no te falta nada, solo es preocuparse por pedalear. Me cambió mucho la mentalidad y la manera de ver el mundo, estuve en Europa pero aún no veía la imagen completa, y aquí en Ineos te ayudan a ver la imagen completa, hasta el mínimo detalle cuenta. A veces puedes ser muy bueno pero tienes que cambiar el chip para ser el mejor, no es condición física sino mental».

Algunas de sus frases destacadas:

Giro Sub-23: «Europa me pegó duro pero aprendí muchas cosas, quizás no estaba en el lugar que quería estar pero era lo único que tenía, y del todo no fue malo. Para esa carrera no es que hayamos entrenado mucho, llevábamos mucho tiempo en Europa y no teníamos el entrenamiento de calidad. Las circunstancias del equipo no eran las mejores, faltaba mucha organización. Cuando fui en 2016 veía eso como normal, porque en el MTB necesitas poco para hidratarte, pero a medida que iba pasando el tiempo veía como funcionaban los equipos profesionales, habían algunas faltas en el equipo, pero bueno, ahí es cuando uno valora cada cosa, no es todo malo y cuando estás en un equipo grande valoras de dónde vienes».

Su condición de ‘cronoman’: «digo que el MTB nos aporta para eso, ese umbral de dolor que hay que tener en la crono, el que más sufre es el que gana. En América soy bueno, pero hay que aprender para estar entre los mejores de Europa. Tengo los pies en la tierra y sé que hay que mejorar para sacar la mejor versión de uno».

Su despegue profesional: «digo que la Clásica de Anapoima fue un punto de partida, ahí ‘Millo’ (Carlos Mario Jaramillo, seleccionador nacional) me dijo que si quería ir al panamericano. Yo no me ponía un uniforme de Colombia hacía como tres años y estar en la ruta y representar al país, cómo iba a decir que no. No sabía cómo me iba a ir, sabía que estaba en un buen momento, quería dar lo mejor, me empezó a gustar esa modalidad. Me falta mejorar pero voy por buen camino, esto no tiene secretos y hay que entrenar».

Acercamiento con los referentes: «no ha sido mucho, seguramente les aprenderé cosas, para mí es un orgullo estar en el Ineos porque creo que los ciclistas que están ahí son calidad pura y si ando con ellos algo se me debe pegar».

Seguimiento para su fichaje: «Xabi (Artetxe) ya me venía siguiendo y me ayudaba con el entrenamiento, la Federación me ayudó a correr el panamericano y desde ahí me empezaron a referenciar. La etapa de Socha fue muy importante, pero vine a firmar contrato en el Clásico RCN antes de la etapa entre Ibagué y Tuluá, ahí me enviaron el contrato como a mediados de agosto. Egan me recomendó para que me siguieran pero uno se gana un lugar haciendo resultados y demostrando que puede ser un corredor que hace las cosas bien. Así sea amigo tiene que andar sí o sí, el equipo obviamente busca corredores buenos que mínimo estén en un nivel para estar ahí».

Su referente: «Michal Kwiatkwoski es muy clase y me gustaría llegar al nivel de él, es un corredor muy completo. En el campo de entrenamiento no hablamos mucho, habían tres grupos. Yo estaba en el grupo de los latinos, a veces cambiábamos pero no pudimos hablar con él porque estaba pasando por una lesión de rodilla y no entrenaba mucho con nosotros».

Carreras preferidas: «el otoño italiano, las Ardenas son otro nivel, quiero hacerlas. Me gusta la Strade Bianche, Lombardía. En el norte de Europa corrí una vez en Bélgica y quedé segundo, también me gustaría hacerlas. A la fecha de hoy me querían llevar en un proceso tranquilo, carreras de un día, Italia, Francia y ver cómo me iba adaptando al equipo. Ya a futuro estar en una carrera de tres semanas, es mi sueño estar ahí, ya con estar sería importante y ser un corredor clave sería un orgullo. El Giro es muy parecido a Colombia, pero en definitiva las tres grandes son duras. Me gusta mucho Italia, la cultura, se respira ciclismo allá».

Calendario: «iba a correr en Italia la Coppi e Bartali, era reserva para País Vasco, Strade Bianche e iba correr el GP Miguel Indurain. Con este tema hay que tener calma, quiero correr que es lo que me hace feliz pero hay que tener paciencia»

Detalles en Ineos: «la nutrición, correr con Watts, la potencia ha marcado una nueva era de conocerse uno mismo y saber hasta dónde se puede llegar. Si eres un corredor de etapas vas a lo que vas. Las bicicletas cambian mucho, el material es muy bueno y es un sueño hecho realidad, aún no me la creo».

Egan acompañante en CRI Sub-23: «iba gritando como copiloto, ese día me animó bacano, me decía: ¡usted puede! y me pitaban y decía tenía que ir duro. Fue muy especial para mí. La crono te enseña a conocerte más, a saber en qué momentos puedes llegar más allá del umbral o regularte».

Pablo Mazuera: «nos acolitaba todo, pero Pablo marcó un precedente grande en el MTB, nos veía como unos ciclistas a futuro que podíamos hacer los sueños realidad, buscaba los patrocinios y tener la exposición internacional. Antes en el MTB era difícil salir a ser profesional, tú corrías nacionales y no había como esas carreras para foguearse, él consiguió recursos para llevarnos al panamericano y poder vivir de esto, nos metió eso en la cabeza, para nosotros en esa época era imposible salir del país, no pasábamos hambre pero no teníamos ese lujo de tener 5 millones y viajar a un panamericano».

Sus cambios: «antes como vivía en un mundo imaginario, buscaba alivio en los deportes, pero en el colegio era muy distraído, no me gustaba tanto estudiar, no vivía el presente, vivía en el pasado, en el futuro, con miedos de qué va a pasar, de qué va a ser con mi vida, miedos bobos porque la vida me ha enseñado».

Su abuela: «ella murió hace seis meses, es bonita la historia porque cuando yo consigo el contrato con Ineos, le cuento y estaba malita, ya en la clínica. Tuvo cáncer en 2016 cuando me fui para Europa, viví siempre con ella y fue muy duro, gracias a ella pude aprender valores, me acuerdo que llegué del clásico el domingo y ella falleció el lunes, porque le dije que me esperara. Tenía una infección en una pierna, no la supieron tratar bien, y estaba bien enfermita, siempre tengo recuerdos bonitos de ella, de las cosas que me enseñó, gracias a ella puedo ser ciclista, me llevo eso. Hay momentos difíciles donde la recuerdo y me duele, pero en vida pude darle lo mejor, no me queda ese cargo de conciencia, siempre que había alguna ocasión la podía invitar a algo, ella decía que yo le daba vida cuando ganaba o algo, que cuando ganaba ella se sentía contenta, le dediqué la victoria de México, pero la que más recuerdo es la de Socha».

Rutinas de cuarentena: «aquí tengo jenga, un nuevo parqués, buen entrenamiento. En 2016 cogí el habito de leer, a veces lo abandono pero cuando hay un tema de interés lo leo, me gusta leer de ciclismo, aprender del equipo, y estos días leo como el tema de economía y lo que esta pasando con el mundo, no sabemos para donde vamos. Todavía no logro dimensionar cuánto nos va a afectar, ahora estamos en crisis, mira el petróleo no hay donde guardarlo, la economía está terrible ahorita en todos sus ámbitos, hasta en el ciclismo nos está afectando, creo que es esencial que hagan el Tour, sino todos entramos más en crisis».

Más en Ruta

A %d blogueros les gusta esto: