fbpx
Síguenos en /

Ruta

«Va a ser difícil volver a la vida normal»: Rigoberto Urán

Rigoberto Urán es más que un estupendo ciclista. Su figura, su desparpajo y su manera de ver la vida en medio de las dificultades se han convertido en una marca registrada capaz de crear a su alrededor una ola de feligreses que ven en él y sus ocurrencias una pequeña luz de esperanza para ver los problemas desde otra perspectiva.

Rigo es de los pocos ciclistas en el mundo que ya no viven de un resultado, y aunque su vida deportiva sigue siendo exitosa y con objetivos claros – «a mí los equipos no me contratan para que los haga reír», dice – la trascendencia de lo que está pasando en el mundo lo hace reflexionar de otra manera, tanto en su vida deportiva como en su faceta empresarial.

«No se puede ocultar, Colombia es un país con mucha desigualdad, aquí hay mucha gente que vive del día a día, de la mano de obra. Hay personas que no cumplen con seguros, seguridad social, pero han ido mejorando. Hay empresas pequeñas y grandes, yo soy de una pequeña empresa y todo los tenemos a lo bien (legal), pero la situación es complicada. El gobierno ha hecho ha hecho grandes compañas. El alcalde de Medellín hizo una donatón y reunió buen billete, todos nos unimos, artistas, deportistas y se recogió y eso va ayudar mucho. En Medellín nadie puede salir a trabajar y se vuelve complicado para todo el mundo y nos va a afectar más que en Europa, allá la gente puede tener más fácil un ahorro, una casa propia, aquí no, aquí hay familias con 5 o 6 hijos y eso es una problemática. En Europa son dos, uno o ninguno. Mi equipo ha tenido grandes problemas y despidieron varia gente, pero hablé con una chica y me decía que no era tan complicado porque no tenía hijos y no tenía ese problema. Ella veía que en Colombia las familias son grandes, que aquí hay muchas cargas y hay más pobreza», dijo el ciclista del EF Education First en el Instagram Live realizado a través de la cuenta @fedeciclismocolombia.

«Para la empresa no ha sido fácil,  Go Rigo Go cuenta con 82 empleados y todo está cerrado, estamos vendiendo online, las tiendas están cerradas. De momento seguimos con todos los empleados, con sus pagos y lo único que uno espera es que todo se solucione rápido, el gasto es alto pero la idea es ir poco a poco y seguro de esto saldremos adelante. Ahora algunas personas la están pasando muy mal, solo hay para la comida, yo siempre espero que este problema se pueda solucionar y volvamos a nuestra vida normal», expresó el único ciclista del país que ha logrado la hazaña de subir al podio de un Tour de Francia y unos Juegos Olímpicos.

En el plano deportivo, EF había empezado la temporada dominado de punta a punta el Tour Colombia 2.1 y los Campeonatos Nacionales. Su gran objetivo estaba centrado en llegar con la condición a punto para el Tour de Francia con un bloque fantástico integrado por los colombianos Sergio Higuita, Daniel Martínez y Urán, quien pese a sufrir un grave accidente en la Vuelta a España, nunca dejó de ser la carta principal del equipo norteamericano para luchar por un título que cerca estuvo de concretarse en 2017.

«El deporte pasa a un segundo plano, yo sigo entrenando y estando activo en redes, lo hago para que la gente se distraiga un poco. Siempre trato de transmitir eso, nos conectamos todos, y se lleva un poco mejor la cuarentena. No sabemos qué va a pasar, dicen que el Tour para agosto, es la única fecha que hay y ya con esa fecha nos mandaron un plan nuevo como si fuéramos a correr, esperemos que sí, por el bien de las empresas y los equipos. Nada es seguro en esta situación, nuestro objetivo es estar en el Tour, que se corra o no ya veremos. En el EF tenemos los planes nuevos para llegar bien a esa fecha», dice el oriundo de Urrao, sin dejar de lado el impacto que generaría un año sin la máxima carrera por etapas del mundo.

«Sería una gran crisis económica. El ciclismo es un deporte pobre porque solamente es apoyado por las empresas, si no se corre el Tour sería una catástrofe. Por ejemplo, de los 18 equipos solo tres podrían sobrevivir, a los otros les tocaría muy complicado. En este momento hay tres equipos fuertes (económicamente), a nivel mundial hay pocas empresas que se mueven en esta época, las más grandes de Colombia con 30 o 40 mil empleados están pasando dificultades, y uno diría como pueden decir pueden estar en crisis, pero es que entre más grandes son más gastos tienen, más impuestos, más sueldos. Cuando uno era más pelado (niño) decía: ‘¿Por qué no patrocinan el ciclismo? Pero es duro. Si esto continua habrá más crisis. Cuando una empresa necesita recortar inicia con los proyectos de publicidad y eso afectaría al ciclismo y a los deportes», afirmó Urán, que también analiza la situación de sus compañeros.

«Es complicado para todo el mundo. En el caso mío pienso en otras cosas, pero hay otros que viven una situación diferente. Por ejemplo Daniel Martínez o Sergio Higuita firmaron sus contratos y tienen un objetivo para estos dos años como lo hemos vivido todos. Compramos la casa a la mamá y llega una situación de estas, hay que mermar (bajar) los contratos y han despedido mucha gente de nuestro equipo. A todos nos hicieron un nuevo contrato y bajaron los sueldos, un 40% o algo así.  Para los muchachos que están empezando es difícil porque tienen un proyecto de vida. Si a mi me pasa esto hace unos años uno dice: ¡como hijueputas! Muchas veces uno es ejemplo para muchas cosas, ahora mi prioridad es otra, porque ya tienes un proyecto de vida, pero es difícil para los que están empezando».

EF sigue con su proyecto deportivo, y por intermedio de actividades en vivo con sus corredores, y la publicidad que estos hacen a través de sus redes mantienen la marca activa en la retentiva de sus usuarios y miles de aficionados. «En estos momentos la economía son cursos de inglés, escuelas virtuales. Lo que damos es información de los cursos de EF, cada año viajamos a Bogotá, hacemos reuniones con los nuevos clientes, hacemos actividades. EF está en todo el mundo, a veces vamos a Brasil a hacer montadas con los clientes, uno lo que hace es transmitir un mensaje para que la gente pueda inscribirse a los cursos virtuales», dijo y entregó su opinión sobre la organización de las grandes a fin de año.

«Sería complicado. Lo del Tour no es problema porque agosto o septiembre es buen tiempo en Europa, es terminando el verano. El Mundial en septiembre tampoco es problema, pero ya en octubre cambia. Nosotros muchas veces hemos corrido Lombardía en octubre, y aunque estamos a nivel del mar hace frío. Ya para esa época subir los Dolimitas es complicado, empieza a nevar. Y ni hablar en noviembre la Vuelta, haría más frío. Sé que las quieren salvar y es importante. Si nos dicen que corremos con frío, pues con frío, pero también habrá que esperar si todo está solucionado, si nos dejan viajar, si nos dejan entrar a Europa o si en Colombia nos dejan salir».

«Va a ser difícil volver a la vida normal, creo que nos tocará difícil, será un poco duro pero hay que continuar. Espero que todo se solucione, que se encuentre una vacuna, que las personas consigan empleo, que la economía mundial vuelva a estar bien, que aprendemos que hay que valorar todo: salir a la calle, a un bar a tomarse una cerveza, viajar. Son cosas normales y uno va a valorar mucho eso. Lo que uno espera es que todo vuelva a la normalidad».

Aquí algunas frases destacadas durante la charla:

Sus inicios: «han sido muchos años, no sé por qué putas empecé en el deporte. En ese tiempo estábamos en un momento difícil y vi en el ciclismo como conseguirle casa a la familia, y los primeros años te enfocas a esas cosas para cumplir esos sueños».

Crecimiento como personalidad del deporte: «En 2015 dije que quería seguir corriendo porque a mí me gusta esto, el ciclismo me ha dado todo. Es una bendición trabajar en lo que me gusta, en lo que me apasiona, no es duro ir a correr un Tour, la competencia es alta pero me preparo, disfruto de mis resultados buenos y malos. Hace años había mucha presión, una necesidad y aún también la hay, pero cambia un poco esa presión. Ya no es como antes».

Su empuje: «toda la vida me ha gustado trabajar, conseguir plata y rebuscarmela, el ciclismo ha crecido desde 2011 y preuntaban por camisetas mías y dije: ‘vamos a vender camisas’. Siempre he tenido gente que me ha acompañado en esto. Michell (Durango, su esposa) fue con la que inicié en esta nueva aventura porque uno siempre necesita un equipo, una persona de mucha confianza. Era un sueño de los dos, primero se creó por hobbie y luego en un proyecto de vida. Hago domicilios, visito las tiendas. Y así también nació el Giro de Rigo, queríamos hacer un fondo donde se involucrara a la familia, eso ha marcado la diferencia pero siendo muy auténticos así como es Rigo. Es fácil copiar, pero aquí hay un grupo de creativos y todos nos la sollamos. Cuando uno tiene pasión por lo que hace llegan los resultados. Ver la sonrisa de la gente es algo muy gratificante».

La Calavera: «La calaveras las tienen muy satanizadas, hasta mi mamá, pero son transparencia y es lo que somos: calaveras. Es lo que queríamos mostrar. Todos somos grandes campeones, pero con un virus como este somos iguales, vamos para un mes encerrados, todo se cayó y supuestamente el ser humano es muy grande y ya hemos perdido mucha gente. Con este virus todos somos calaveras. Queremos decir que todos somos iguales. Lo que buscamos es gente transparente y original. Tengo mucho respeto por mi equipo y les agradezco, gracias a ellos hoy Go Rigo Go está donde está, es muy lindo ganar carreras, pero tenemos que ganarnos a la gente y esa es la carrera más dura, eso queda para la vida».

Superación de la tristeza: «soy un hombre alegre, no me gusta quejarme mucho, me aterro de la gente que le gusta generar lástima. Todos los que nos escuchan y se conectan tienen sus problemas y dificultades, por eso odio las personas que generan lástima. A todos nos ha tocado difícil, pero uno aprende de eso. Mi niñez fue un poco dura, estar en la ruina, arrancar de cero, son cosas que uno aprende en la vida. El año pasado estar en la clínica sin pulmón, pero siempre tengo esa motivación de salir adelante. Lloré en la clínica, ver a mi mujer 22 días allá, ayudándome. Es algo que uno lleva pero tratemos de transmitir buenas cosas, hay mucha lástima y pesar en el mundo, pero por algo que pase la vida continúa, nadie se va a quedar con uno.  Hay que trabajar, a veces te programas objetivos pero los queremos muy rápido y tiramos la toalla cuando se demoran, hay que tener pasión y respeto por lo que haces, por los compañeros, el generar lástima mucha veces lo confunden con la humildad, y yo conozco muchos ricos humildes, y son una humildad la hijueputa. Ser humilde no es ser un güevón. Ser humilde es ser una persona de principios y valores. Todos tenemos problemas, pero hay que pasarlos».

La pérdida de su padre: «a mi me sucedió muy niño, a los 14 años. Me tocó la responsabilidad de la casa, en este caso perdí a mi padre, un amigo, uno cree que el mundo se derriba, pero hay que echar para adelante, uno queda con rencores pero uno a veces encuentra esas respuestas más tarde, y eso es muy difícil, nadie está preparado para la pérdida de un ser querido. Hay que perdonar, yo cargo rencores 20 días, pero después se me olvida».

Bicampeón de la Vuelta del Porvenir: «solo recuerdo que corrí cuatro años en Colombia. Inicié en el 2001 a mitad de año y corrí para Indeportes Antioquia. En 2006 me fui para Europa. Son recuerdos buenos porque donde iba ganaba, siempre tuve muy buenos recuerdos en pista y ruta, pero hoy en día hay más calidad, los muchachos ya crecen con los entrenamientos, la información, trabajos específicos, tenemos mejores ciclistas por eso. Cuando inicié no tenía ídolos. En Urrao no veía el Tour de Francia ni nada, de pronto fútbol. Hoy en día para los niños hay muchos ciclistas en Europa, el Tour lo ven mucho, lo ven a uno en el Tour Colombia, ven a los otros compañeros y eso genera emoción. Son recuerdos que le quedan a uno para toda la vida, momentos importantes, tengo muy mala memoria pero ellos me recuerdan un poco. Hace años el ciclista era el vago del colegio, y eso ha cambiado mucho,  cada día tenemos ciclistas mas inteligentes, más preparados y eso se ve».

Adaptación a Europa: «Fueron muy buenas, siempre he sido una persona dispuesta a aprender, a conocer compañeros nuevos, he estado en seis equipos en Europa y todo eso es lindo porque uno se despeja, aprende de las culturas. Casi todos los que son entrenadores corrieron conmigo, casi todos, muchos de ellos. Estoy desde el 2006 en Europa y casi todos fueron compañeros y ya os veo en los carros. He hecho grandes amigos, en Colombia igual, eso es lindo, esa es la otra parte bonita, tener contactos, ver una oportunidad en muchas cosas. Rigo tiene contactos en equipos, a mí me gusta».

La evolución del ciclista: «la forma de trabajar, la forma de entrenar, cuando yo llegué a Europa no se entrenaba con vatios. Yo vine a entrenar con vatios en 2010 (cuando llegó a Sky). En esa época hacíamos otro tipo de entrenamientos. Hoy Daniel o Higuita entrenan más que uno. Desde juveniles entrenaban con muchos kilómetros. Hoy en día se entrena diciembre a tope, yo antes no entrenaba en esa época del año, empezaba en enero. Ahora los corredores hacen 75 días de competencia al año, ahora no pueden esperar a madurar, a mi me tocó esa época donde no había tanta carrera. Hoy en día se corre una CRI y en 30 segundos hay 100 corredores, ya la aerodinámica ha funcionado mucho y con pocos vatios puedes llegar a ganar. El ciclismo ha evolucionado, uno es un poco de la vieja escuela y tiene que evolucionar mucho. Yo en el 2009, en mi primer Tour de Francia perseguía, me acuerdo el ritmo de estar ahí con Armstrong, Contador, Rasmussen… esos hijueputas empezaban a subir y ya a uno no le daba tiempo. En cambio Higuita el año pasado en su primera Vuelta ganó etapa. Egan en el primer Tour quedó adelante y eso que se cayó en el pavé, sino hace podio en su primer Tour. Y luego ganó. Ahora no hay que esperar, si ya está preparado, hágale».

La deuda de una grande: «a mí nadie me debe nada, de pronto a un man que le presté una plata (risas). El ciclismo es justo, todo es justo en la vida. No me quejo, he estado cerca. Lo más importante es terminar una carrera, feo es es terminar en un hospital. A mí no me deben nada, el ciclismo lo pone a uno donde debe estar».

Podio Tour y Olímpicos: «la olimpiada es linda porque corres por el país, llevas los colores de la patria, pero estar en el podio en los Campos Elíseos, es increíble. Cuando uno inicia en el ciclismo uno no sueña con ganar los olímpicos, usted sueña con el Tour, el Giro o la Vuelta, uno nunca sueña con ser campeón olímpico, es lindo, claro, para el país es algo para toda la vida, pero me quedo con el podio del Tour».

Primer capo colombiano en un equipo World Tour: «en ese tiempo yo llevaba tres años trabajando Para Wiggins y Froome y vi que podía estar adelante. Había hecho podio en el giro y quería ser líder, es una responsabilidad más grande y me decidí. El primer año bien, pero en el segundo hay que hacer inversiones de corredores de tres semanas, el equipo tiene que gastar buen billete para contratar corredores buenos que puedan estar en la tercera semana con uno. Son inversiones caras para un equipo que ganaba en clásicas y era un poco complicado. Se hizo bien el primer año y en el segundo no fueron buenos los resultados, uno necesita uno o dos compañeros para la alta montaña y son caros. Hay equipos que no están dispuestos a gastar esa plata».

Olímpicos: «a mí este parón me viene súper bien. Hay dos corredores beneficiados que somos Froome y yo. Este tiempo es una ayuda para mi recuperación y que los olímpicos que sean el año entrante mejor, porque podemos recuperar y prepararnos mejor».

Río 2016: «dio mucha tristeza la caída de Sergio, porque ya tenía la medalla lista. Esa caída es muy triste, eso me pasó en el 2013 en el Mundial de Italia, me caí faltando 7 kilómetros y todo un trabajo que se va a la basura, deja un sabor amargo».

Mundial: «son pruebas de un día, nosotros somos fuertes en carreras de tres semanas. En una carrera de un día tiene que salir todo bien: son siete horas de carrera, no tener un percance mecánico, que no te dé la pálida. Pero es  verdad que con la calidad de corredores que tenemos no le hemos pegado al podio ni nada, se cuestiona uno. Este año será un mundial duro, interesante, todos quedaríamos con ritmo después del Tour».

Giro de Rigo: «de momento seguimos firmes, sabemos cual es la situación del país, esperemos que esté todo solucionado para esas fechas y que se puedan hacer eventos masivos, son casi 9 mil personas. Vamos a esperar como el Tour y luego daremos la noticia. Ya no hay inscripciones».

Más en Ruta

A %d blogueros les gusta esto: