fbpx
Síguenos en /

Ciclismo Femenino

«Faltan unos años para llegar al nivel de los hombres pero vamos por buen camino»: Liliana Moreno

En contacto a través de IG Live por la cuenta oficial @fedeciclismocolombia, la talentosa Liliana Moreno, una de las ciclistas con mayor bagaje del ciclismo femenino en Colombia, habló de cómo afronta la situación en tiempos cuarentena, sus objetivos a futuro y la evolución de la categoría femenina con el paso de los años.

Liliana, integrante de la selección Colombia en los dos últimos campeonatos mundiales, también expresó la satisfacción de las experiencias representando a su país y el apoyo que ha recibido por parte de la estructura del Astana Women en medios de la crisis sanitaria que azota al mundo.

«Trato de hacer más amena la estadía en casa, aprovechando el tiempo libre y viendo el lado positivo de todo. Me invento qué hacer, me levanto tarde para que se me pase el día rápido. Suelo ser madrugadora pero ahora duermo hasta las 11 am, estoy con mis padres, veo películas, he descubierto que me gusta hacer el desayuno. Trato de no cambiar tanto la rutina, pienso que es importante el sueño, pero no me excedo y llevo horarios parecidos», dice la bogotana, atleta integral y de condiciones excelsas, capaz de ganar sobre los pedales como ascendiendo a marcha veloz los 48 pisos de la Torre Colpatria, cada 8 de diciembre.

«Mi etapa de atleta fue chévere, hace algunas años me enfoqué solo en ciclismo. El atletismo era una opción porque las premiaciones son buenas, pero no me mataba, no me apasionaba como el ciclismo. No había esa estrategia que hay en el ciclismo, el atletismo es mucho más plano en ese sentido. Elegí el ciclismo por pasión, ganar en corriendo no es la misma sensación de cuando gano en bicicleta, el ciclismo siempre me ha movido, soy una apasionada por todos los deportes, pero hacer ciclismo me llena, me gusta esa sensación, la adrenalina de las carreras. Me gusta porque a través del ciclismo aprendí a vencer miedos», cuenta la bogotana, quien junto a Paula Patiño son las únicas ciclistas colombianas inscritas en la nómina de una formación femenina World Tour.

«En este momento estamos tranquilas, tenemos apoyo 100 por ciento del equipo, algunas compañeras se encontraban en Italia y ahora el equipo dice que lo importante es que estemos en familia. El entrenador nos da tranquilidad, nos dice que en cualquier momento esto va a pasar y no tenemos ninguna presión. Estamos esperando a ver qué pasa, pero no hay decisiones de nada porque no se sabe qué carreras se podrán hacer o no».

Lee aquí algunas de las frases más destacadas durante la charla:

Cuarentena: «he tratado de verle el lado positivo, soy muy casera, luego de mi entrenamiento disfruto estar en casa, ahora tengo un perro que me tiene enloquecida. Es difícil estar encerrada pero también es como un momento de decir que estamos todos, crear como rutinas, respetar horarios, algunos días veo TV, leo, estoy con mis padres, intento cocinar algo, sin embargo, tampoco se ha hecho tan tedioso».

Vuelta a Colombia: «es una gran ventaja para que nos vean otros equipos, hace que aumente el nivel deportivamente, que las personas se interesen. Los medios han influido mucho, a veces la gente ni se entrenaba que existíamos, es un poco difícil hacer este deporte porque no es muy bien retribuido, pero esas empresas pequeñas y la Federación que nos ha ido dando esa importancia, han hecho que todo mejore. Hemos viajado con la ilusión de abrir ese espacio no solo en Colombia sino en el mundo, faltan unos años para llegar al nivel de los hombres pero vamos por buen camino, para mí es importante estar donde estoy porque es abrir nuevos horizontes para las niñas nuevas».

Nivel competitivo: «correr en Colombia y Europa es totalmente diferente, no es fácil, allá te enfrentas a mujeres fuertes, muy bien preparadas. Cuando llegué Italia tenía temor, estaba acostumbrada a ser buena en Colombia a ganar carreras y etapas y llegar y decir hay 200 ciclistas aquí y no le bajamos el ritmo, es un cambio brusco pero es bonito. Esto es lo que quería y es lo que quiero que mis compañeras vivan, es un trabajo que sí apasiona pero tienes que sacrificar muchas cosas. Para mí ha sido una experiencia y un proceso, todos los días aprendo, enfrentarme a mujeres fuertes, todo es un proceso desde el horario, estar lejos de casa, no tener algunas comodidades a cuando estás en casa, es un choque emocional pero también un reto. No fui la excepción, tuve altibajos, pero ahora lo disfruto y tengo el reto de mirar a dónde puedo llegar, me pongo metas altas, sigo aprendiendo porque es de un día a día. Cada día cogemos más experiencia, nos ponemos contra las cuerdas, ha sido algo bonito y sentir el cambio de correr aquí y luego allá, es algo muy bonito».

Sus padres: «fueron los primeros en creer en mí, he tenido la fortuna que ellos siempre me han apoyado, mi familia no es muy deportista, mis padres y hermanos son personas sedentarias. Mi padre iba hace algunos años a Patios y ya. Decía que era una subida muy dura y dije que me llevara para ver qué tan duro era eso. Luego empecé a entrenar más, hacía a la par una carrera técnica y luego entré a la Liga de Ciclismo. Corría por la Liga de Bogotá con Raúl montaña que fue un gran ciclista y le aprendí demasiado. A quien le debo demasiado es a Jair Trujillo, el dueño de Proyecta Ingenieros, él ha sido una persona que Dios ha puesto en mi camino, él es un enamorado del ciclismo y apoyaba a los chicos de Esteban Chaves, a muchas de mis compañeras y empezó el proyecto por Hilary (Saavedra) y por mí. Y mira ahora dónde vamos, es un equipo pequeño pero se han hecho grandes cosas».

Título de la montaña Tour de California: «la primera vez nos fue muy bien, logramos un puesto 11 en la general. Ese año tuve más experiencias, aprende uno a correr en ese medio. La segunda vez competí para hacer una mejor general, la líder del equipo es Arlenis sierra, pero allá no te niegan la posibilidad. La primera etapa tenía como 5 o 6 premios de montaña y nuestro técnico nos dijo a Carolina que acompañáramos a Arlenis, y que entre nosotras miráramos los premios de montaña. Empezamos, pero mi compañera me dijo: ‘dale porque no tengo muchas piernas’. Empezamos a puntuar y en la primera etapa fui líder de la montaña, era un logro grande y me sentía bien, no es un ritmo en el que se vaya jugando. Era algo bonito y meritorio. Dejamos de lado la general, era la mejor clasificada, pero nos concentramos en retener la camiseta. Fue muy importante, mi mejor logro (es la primera colombiana en lograr un título de clasificación en una carrera World Tour ndr). Si recordamos en la historia, nuestros grandes representes empezaron a destacarse en la montaña,y  finalmente tenemos la misma genética que los hombres, va a ser un poco difícil repetirlo pero las niñas que vienen va a hacer cosas muy buenas».

Sus inicio en la Torre Colpatria: «fue cuando empecé a entrenar juiciosa y estábamos haciendo preparación en diciembre en Monserrate, me dijo el entrenador que fuera a probarme para mi preparación en la Torre Colpatria. Era juvenil, fui segunda y el día antes había hecho una competencia cerca al bosque San Carlos. Mis tiempos daban para correr en élite, pero nos negaban esa categoría. Uno de los estímulos en ese tiempo es que también daban un carro y yo decía que iba a hacer todo, pero no me daba mucho tiempo de entrenar. Me lo gozo pero nunca he podido entrenar como otros atletas, sin embargo todo lo que hago en el ciclismo ayuda. Creo que el entrenamiento de bicicleta me da un plus para subir las escaleras, es un deporte que va de la mano, son 980 escalones y hasta el helipuerto mil algo. el récord en la élite está en 6:14 minutos».

Comentarista: «fue una oportunidad que me dieron en Señal Colombia durante la Course by Tour de France, estaba emocionada, nos representaba Paula Patiño, y como he tenido la oportunidad de compartir con ellas, uno más o menos sabe leer la carrera. No tengo el conocimiento (en el ámbito periodístico), pero aportaba lo que sé. Mi vocación es más para enseñar, me veo más de entrenadora».

La nuevas generaciones: «admiro mucho a Érika (Botero), a Paula, reconozco el talento que tienen. Tengo muy buena relación con ellas, es bonito todas esas oportunidades que tienen ahora. Para Sérika (Gulumá), Laura (Lozano), Ana (Sanabria) y yo, fue duro llegar. A uno en la vida nadie le regala nada, pero antes era más limitado, ahora hay un proceso. Por ejemplo, soy fan del proceso de Paula con la Federación, es algo que deben seguir haciendo. También hablaba con Érika y le decía muy chévere, porque no es que no podamos sino que se necesita tener ese proceso desde pequeñas. En Europa una ciclista con 25 o 26 años ha corrido Giros, Mundiales, ahora veo a todas las niñas, como el Colnago y digo ¡Espectacular! Es bonito ver esos procesos, cuando vi a Daniela (Atehortúa) (ganando las clasificación de las jóvenes en el Tour de Abu Dhabi) dije: ¡uff, que chévere!»

Ausencia en los Nacionales: «el año pasado antes de terminar la temporada estaba agotada, el segundo semestre fue de bastantes competencias, el objetivo era tener una casilla en la olimpiada. Viajé a Europa viajé para sumar la mayor cantidad de puntos y hablamos eso con Millo (Carlos Mario Jaramillo). Estuve bastante tiempo en Europa y al final de temporada y desde la Vuelta a Colombia que me retiré necesitaba un descanso. Este año empezábamos para ser los representantes en la olimpiada, cuidándonos en salud. La fecha del Nacional es muy encima y de común acuerdo con el equipo decidimos no estar en el Nacional».

Aplazamiento Olímpicos: «me viene perfecto, ha sido la decisión mas idónea en este momento. La olimpiada es la justa más importante para todos y en este momento no íbamos a llegar con una buena preparación. El cupo de la olimpiada no es nominal, es para el país, pero he trabajado muy fuerte y mi ilusión es estar en los Olímpicos. Mi objetivo era lograr el cupo para Colombia corriendo en Europa. Sé que hay otras chicas, están Diana (Peñuela),  Paula (Patiño) y Ana (Sanabria). Aplazarlos ha sido la mejor decisión, será un año para estar bien y poder estar bien ahí».

La lucha por el cupo: «ella tiene razón (Diana Peñuela, quien dijo que la casilla para las damas era una guerra insana), es una guerra porque todas queremos estar. Es una guerra porque no es un cupo nominal, y si dices quien merece estar, todas quieren. Por eso digo que yo siento que he trabajado ese cupo, no es fácil ganarlo y para mí es un reto, una meta y un anhelo estar en la olimpiada. Se ajusta a mis cualidades y dentro de mi vida deportiva me gustaría representar a Colombia. Para estar más cerca de esa posibilidad y junto con mi equipo me daban permiso para correr con Proyecta Ingenieros y ganar esos puntos UCI en la Vuelta a Colombia, Costa Rica y Guatemala. A los equipos no les importa mucho ese tipo de carreras, y desde que vi el recorrido pensé que me podía ir bien, para mí si es algo importante, es mi motivación y lo voy a trabajar mucho».

Calendario: «iba a hacer una gira por Estados Unidos, enfocada en el Giro Rosa. El año pasado quedé con el vacío de no haber corrido el Giro, era lo que teníamos pensado pero ahora quedamos desprogramados».

Mundiales: «me encanta representar a la selección. En Austria, mi primer mundial fue espectacular, quedé enamorada, es un lugar lindo, especial, me lo gocé. También tener contacto con los ciclistas profesionales, ver como son, que no son extraterrestres, sino personas que trabajan con ilusión. En el segundo tenía más aspiraciones pero no fue el día, son experiencias, entregué todo. El resultado no fue el mejor, no se dio, pero me lo gocé. Siempre le digo a ‘Millo’ que si él me da la oportunidad yo entrego lo mejor, no todas las personas tienen la oportunidad de correr un Mundial y me aloco con eso».

El ataque de Van Vleuten: «ver a esta mujer no deja de sorprender. ‘Millo’ nos dijo en un entrenamiento, cuando fuimos a reconocer la parte dura del recorrido que de ahí a meta eran 105 kilómetros y desde ahí no se iba a volar… ¡Y se fue! Siento respeto y admiración por ella. En ese momento de la competencia era tratar de sobrevivir y aguantar el dolor de piernas».

Mensaje: «por ahora el mensaje es quedémonos en casa, es la mejor opción por nuestros seres queridos. Es una situación difícil, pero depende de nosotros. Podemos aprovechar el tiempo, estar en familia y de alguna forma concientizarnos de lo vulnerables que somos. Yo digo que el tesoro más grande es la familia, pongamos de nuestra parte y veamos las cosas que otros no tienen, que así sea aburridos tenemos un techo».

Más en Ciclismo Femenino

A %d blogueros les gusta esto: